La Alcaldesa de Pozuelo declara ante la Guardia Civil por un posible delito medioambiental


“El de la depuradora de Húmera es otro caso paradigmático de ocultación y posible delito que afecta directamente a la salud pública y al medio ambiente”. Así responde Pablo Perpinyà, portavoz de Somos Pozuelo, a la noticia de que la Guardia Civil ha confirmado lo que el partido morado llevaba denunciando desde hace tiempo. Hoy Susana Pérez Quislant, alcaldesa de Pozuelo de Alarcón del Partido Popular, tendrá que declarar junto a otros miembros de su partido por la contaminación que, según investigaciones oficiales, la depuradora de Húmera vierte en el Arroyo Antequina, que desemboca tras atravesar la Casa de Campo en el Manzanares.

La noticia golpea al gobierno de Pozuelo durante una semana especialmente dura para el Partido Popular, después de que las declaraciones de Granados volvieran a colocar al partido en los peores titulares vinculados a la corrupción. Hace un año Somos Pozuelo anunció en el Pleno Municipal que su Grupo, en coordinación con los vecinos, promovería una denuncia contra el Gobierno a causa de las irregularidades asociadas a la depuradora municipal. Fueron los vecinos los que hicieron saltar todas las alarmas ante el mal funcionamiento de unas instalaciones a todas luces insuficientes para la gestión de las aguas residuales de Húmera. “A poco que investigamos, descubrimos que había serios indicios de ilegalidad en la depuradora, y aún hoy esperamos explicaciones por parte del gobierno de Susana Pérez Quislant”, explica Perpinyà. “Es lamentable asistir a un espectáculo más en el que el PP parece estar involucrado. Esperamos que la investigación de la Fiscalía y la Guardia Civil avance en un caso que lleva demasiado tiempo sin solucionarse en Pozuelo”, concluye el líder de la formación morada.

Leave a Reply

Be the First to Comment!